De Sitges a Castelldefels

De sobra conocida por los moteros de la zona, la C-61 reúne 80 curvas en 21.6 km, una vista perfecta sobre el mar además de un paisaje magnífico en todo el tramo. Situada en Cataluña, cerca de Barcelona, une las dos poblaciones vacacionales Sitges y Castelldefels atravesando parcialmente el parque natural El Garraf. El asfalto es mejorable, hay algunos guardarrailes de cemento polémicos y los fines de semana tiene bastante tráfico de coches, que quieren evitar principalmente los peajes de los túneles de El Garraf de la nueva autopista.

Vista de pájaro sobre la C-31.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *